Siempre quise una Pileta

Siempre quise una pileta, un poco de humor autorreferencial
Fabio Camino continúa presentando su unipersonal que combina el teatro con la música y la voz de la experiencia.
Siempre quise una pileta es por lo menos, un título particular. Puede interpretarse de múltiples maneras, pero el autor del unipersonal lo resume a una expresión de deseo de algo grande. Que quizás, también tiene que ver con la idea de lanzarse al vacío y caer en el agua para amortiguar el golpe.

Y en definitiva, es un poco de las dos cosas. Fabio Camino hizo de esta pieza de Teatro Musical su tesis, que es una narración en clave catártica de cómo fue que decidió lanzarse a la ciudad de la furia a estudiar Comedia Musical. Sus pasos comenzaron temprano en Córdoba, pero la gran capital lo llamaba con promesas de oportunidades, y hacia allí fue. Como Ulises, encantado por la voz de las sirenas, pensó que con talento y determinación podía llegar a encabezar en Calle Corrientes. A su favor, tenía ambas cosas: talento y determinación...
"Lo único que me contiene es el carácter biográfico. Lo que narro es lo que yo viví y lo que quise vomitar en su momento era así de crudo. Me cuesta la idea de censurar ese vómito. Me gustaría mucho que Pepe Cibrián la vea (uno de los referidos), como también Julio Bocca y todas las personas de la comedia musical que trabajé. Porque esta catarsis me hizo renconciliarme con el género del musical pero también porque la voz de los intérpretes siempre es censurada por miedo a dejar de trabajar con la gente de nombre".

Fabio Omar Camino
NOMINADO MEJOR INTERPRETACIÓN MASCULINA
DELEGACIÓN CÓRDOBA
Premios Hugo al Teatro Musical FEDERALES

FECHA y hora

Domingos 2, 9, 16 y 23 de Septiembre a las 21hs.

Lugar

Espacio URDA - 9 de Julio 739

PRECIO

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn